Prensa Latina, La Agencia

viernes 24 de mayo de 2024
Search
Close this search box.
TEMAS ESCáNER

Los coches eléctricos y sus necesidades apremiantes

La Habana (Prensa Latina) Los coches eléctricos constituyen hoy una de las necesidades del mundo moderno, aunque generan necesidades que obligan a los fabricantes a reelaborar sus agendas.

Por Roberto F. Campos

De la redacciòn de Economìa

Los problemas más recurrentes consisten en la escasez de bases de recarga, la falta de capacitación tècnica y los cambios en los sistemas de transporte.

De cualquier manera, los vehículos eléctricos constituyen una solución crucial para abordar los desafíos ambientales y económicos del mundo.

La transición hacia tales medios ofrece ventajas como mejorìas a la salud, la reducción de tráfico y la disminución de la dependencia de los combustibles fósiles importados. Tales vehículos no emiten gases contaminantes, lo que contribuye a un futuro descarbonizado.

En 2019, se vendieron 2,2 millones de coches eléctricos, y esta cifra sigue aumentando. Uno de cada 40 vehículos vendidos ahora es eléctrico, sin embargo las bases de carga constituyen un problema a resolver.

Oslo, la capital de Noruega, dispone de más de mil estaciones de recarga. Esto ejemplifica cómo una red sólida de bases es esencial para la adopción masiva de vehículos de esta generación.

Informes como el Global EV Outlook 2022, analizan áreas clave como la infraestructura de recarga, la demanda de baterías y las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

Por tanto, los autos no solo son una respuesta al cambio climático, sino también una oportunidad para impulsar la economía, mejorar la calidad de vida y proteger nuestro planeta.

En mercados de paìses desarrollados como China, Estados Unidos y de Europa, los vehículos eléctricos de pasajeros son ampliamente aceptados, sin embargo, en los en desarrollo, su adopción es más lenta por los costos de las inversiones.

Un informe del Banco Mundial destaca que más de la mitad de los países en desarrollo se beneficiaría al adoptar la movilidad eléctrica. Los vehículos de este tipo, desde scooters hasta autobuses, son más baratos de operar y mantener.

Aunque ese desafío requiere de una infraestructura con ciertas claves adicionales.

En ese caso, se hallan las baterías de litio utilizadas en los autos eléctricos que requieren níquel que, al extraerse por excavación, puede dañar los ecosistemas locales y afectar a las comunidades cercanas a las minas.

La expansión de las mineras a menudo acarrea destrucción de selvas tropicales, vitales para la vida silvestre y soportes para mitigar el cambio climático.

El dueño de la compañía Tesla (una de las principales fabricantes en el mundo), Elon Musk, señaló en su momento que el níquel es una preocupación fundamental para escalar la producción de baterías de iones de litio.

DETALLES QUE PUEDEN ENSOMBRECER

La falta de estaciones pùblicas de recarga es un desafío importante. En México, por ejemplo, los compradores potenciales mencionan la necesidad de más infraestructura en espacios públicos y rutas de viaje.

Los altos costos para instalar dispositivos en hogares y la escasez de estaciones también son obstáculos.

Además, 41 por ciento de los usuarios de puntos de recarga experimenta fallas técnicas, como sobrecalentamiento o ausencia de suministro y aunque los autos ofrecen beneficios ambientales, es crucial abordar estos problemas para lograr una transición exitosa hacia una movilidad más sostenible.

China encabeza la lista de producción y comercialización con màs de dos millones 200 mil ventas de coches eléctricos en 2021. Su enfoque en la movilidad eléctrica forma parte de su estrategia para reducir la contaminación y las emisiones de gases de efecto invernadero.

Le sigue Estados Unidos con poco màs de 980 mil para acaparar, entre ambos, la mayor cuota del mercado.

Alemania se posiciona tercera con unas 810 mil ventas en 2021, seguida por Reino Unido (casi 580 mil) y avanza hacia la electrificación. Italia cierra el top cinco con unas 429 mil ventas en 2021.

Otro elemento a tener en cuenta es la circulación de estos transportes con Noruega a la cabeza, en tanto que 74,8 por ciento de su parque automotor son vehículos elèctricos.

Le sigue Islandia con 45 por ciento, escoltada por Suecia, Países Bajos y Finlandia.

En resumen, la adopciòn de vehìculos elèctricos comienza a dominar en el trànsito mundial, aunque bajo amenaza por la escasez de estaciones de recarga, el costo y producciòn de las baterias y su dependencia de la depredora actividad minera.

arc/rfc

RELACIONADOS