Prensa Latina, La Agencia

lunes 20 de mayo de 2024
Search
Close this search box.
TEMAS ESCáNER

El Occidente colectivo se embarca en ataques terroristas contra Rusia

Moscú (Prensa Latina) En la noche del 22 de marzo de 2024, un grupo de hombres armados irrumpió en una de las salas de conciertos más grandes de Rusia poco antes de comenzar la presentación de una popular banda rusa y comenzó a disparar sin piedad contra civiles indefensos.

Leoníd V. Savin*, colaborador de Prensa Latina

Además de emplear armas automáticas y cuchillos, los atacantes utilizaron un líquido inflamable para prenderle fuego al edificio desde el interior. Como resultado del incendio, la instalación se quemó por completo y un número significativo de personas murieron a causa de las llamas y el humo.

Por sus características, este atentado tiene bastante parecido con el incidente ocurrido en noviembre de 2015 en el Club parisino “Bataclan”, pero ahora en una escala mucho mayor. Este ataque terrorista es considerado una de las mayores tragedias ocurridas en Rusia, junto con las de Nord-Ost y Beslan. Hasta ahora se ha cobrado la vida de al menos 140 personas (las cifras exactas aún se desconocen, ya que algunas están desaparecidas). Más de 120 resultaron heridas o intoxicadas por monóxido de carbono durante el incendio.

En Moscú y en la provincia de Moscú, desde marzo 22, y durante tres días, todos los eventos masivos fueron cancelados. El 24 de marzo fue declarado día de luto nacional. En solidaridad con Rusia, Abjasia, Nicaragua y Bosnia y Herzegovina establecieron un día de luto. Los jefes de Estado de muchos países amigos expresaron su solidaridad con Rusia y ratificaron su disposición a luchar contra el terrorismo.

Los servicios de seguridad rusos pudieron identificar rápidamente y, a primera hora de la mañana del día siguiente detener, a los cuatro autores directos del atentado cuando transitaban por la región de Briansk, a escasos 100 km de la frontera con Ucrania. También fueron capturados otros siete cómplices. Todos los autores directos son ciudadanos de Tayikistán.

Por el momento, se está llevando a cabo una investigación para establecer todos los detalles que ayudarán a identificar a otros terroristas y sus vínculos con los patrocinadores. En cualquier caso, los verdaderos promotores permanecen fuera de Rusia. Los principales sospechosos forman parte de estructuras ligadas al terrorismo de Estado de Ucrania, Estados Unidos y Gran Bretaña.

El 7 de marzo, había aparecido una información en el sitio Web de la Embajada de los Estados Unidos, y luego en la del Reino Unido, advirtiendo a los ciudadanos de estos países para que se abstuvieran de visitar lugares donde se congregaran grandes multitudes. Se hizo especial hincapié en las salas de conciertos. Las autoridades rusas reaccionaron reforzando las medidas de seguridad durante la fiesta del 8 de marzo y durante los días de las elecciones presidenciales. Es posible que tales medidas hayan obligado a los organizadores a cambiar las fechas del supuesto ataque.

La preparación de este acto terrorista tomó tiempo, no solo para elegir el lugar y ser inspeccionado por los autores, sino también para pensar en la logística y organizarla, incluidas las rutas de escape, la creación de escondites para las armas, etc.

Cabe señalar que uno de los terroristas había volado desde Turquía el día anterior. El grupo de autores se había instalado en un hotel de la ciudad de Ivánovo ya a principios de marzo, es decir, unos días antes de la advertencia de las embajadas estadounidense y británica.

Después de la captura de los terroristas, el FSB (1) anunció oficialmente que los terroristas tenían contactos en el territorio de Ucrania. Hoy se tienen otros indicios de la participación de la parte ucraniana en esta agresión terrorista.

Unas semanas antes del atentado, en la página Web de la Embajada de Ucrania en Tayikistán se publicó una información sobre el reclutamiento de personas para unirse a la “Legión Ucraniana Internacional”. Esta actividad estaba siendo ejecutada por el propio embajador de Ucrania en ese país centroasiático, el general Valery Evdókimov, quien anteriormente se había desempeñado como jefe del Servicio de Inteligencia Exterior en el gobierno de Zelenski.

Casualmente, un nativo de Tayikistán había sido detenido en Moscú mientras fotografiaba objetivos sensibles en una unidad militar cerca de Moscú, lo que indica la existencia de un trabajo sistemático por parte de Ucrania para involucrar a extranjeros. En este caso, esto es una evidencia indirecta de la participación de ciudadanos de Tayikistán de parte de Ucrania en actividades terroristas en contra de Rusia.

Cabe señalar que la mencionada “Legión Ucraniana Internacional” está subordinada a la Dirección General de Inteligencia de las Fuerzas Armadas de Ucrania. Esta entidad tiene también adscripto un batallón independiente de tropas especiales que había sido parte del Ministerio de Defensa de la República Chechena de Ichkeria, y había sido creado por Ahmed Zakáyev, quien recibió asilo político en el Reino Unido en 2003.

El grupo Abdul-Hakim Shishani (Rustam Ajíyev) de Chechenia, que participó en los combates contra las fuerzas de Bashar al-Assad en las provincias fronterizas sirias con Turquía de Idlib y Latakia, opera como parte de dicho batallón.

Shishani, en la víspera de los acontecimientos, había intentado penetrar en el territorio de Rusia. También se tiene evidencias de que anteriormente obtuvo la ciudadanía ucraniana. Con gran probabilidad, los terroristas fueron a la región de Briansk para cruzar la frontera allí en el bosque y reunirse con sus patrocinadores, donde Abdul-Hakim Shishani (Rustam Ajíyev), desempeñó un papel especial.

Una confirmación indirecta de la huella ucraniana es la rapidez y la coordinación con la que se declaró la no participación de Ucrania en los hechos, tanto desde Kiev como desde los Estados Unidos. Claramente, querían desviar las sospechas y evitar las represalias que se esperaban. Eso explica el origen de las declaraciones sincrónicas de los políticos occidentales y los medios de comunicación acusando a ISIS de ser el responsable.

La confirmación de la autoría apareció en la página Web y en los medios vinculados al ISIS, incluso, aparecieron fotos y declaraciones que supuestamente indicaba la autoría de ISIS. Sin embargo, esta versión, en un análisis detallado, es muy fácil de refutar. En primer lugar, los terroristas de ISIS, como regla general, en tales casos se suicidan con el cinturón de la Shahid o toman a las personas como rehenes y hacen demandas para negociar. En este caso, los autores huyeron apresuradamente.

Además, después de ser detenidos y de manera inmediata, durante el interrogatorio, confesaron haber cometido el ataque terrorista a cambio de una recompensa monetaria, lo que también pone en duda la versión sobre la autoría de ISIS. Lo cierto es que los terroristas actuaron como vulgares mercenarios. En tercer lugar, y esto es llamativo como se puede ver en las imágenes, los terroristas sostienen el dedo índice de la mano izquierda levantado, lo cual es inaceptable entre los musulmanes radicales, ya que la mano izquierda se considera tradicionalmente impura.

Probablemente, al reclutar a los autores, los servicios de inteligencia ucranianos y occidentales trabajaron de antemano lanzando un hecho de falsa bandera señalando a ISIS y al recomendar la toma de este tipo de imágenes no tuvieron en cuenta todas las circunstancias ideológicas.

Finalmente, dado que ISIS es una criatura occidental, los servicios especiales de los Estados Unidos y Gran Bretaña, que tienen allí sus contactos operativos y los financian y dirigen, es sabido que no tienen dificultades para manipular los medios de información de ISIS y publicar la información que más les convienen.

Incluso, si nos atenemos a los principios éticos más elementales, no se puede obviar la participación de Ucrania en este ataque terrorista. El hecho está en que ninguno de los políticos ucranianos condenó un ataque terrorista de este tipo, sino que, por el contrario, comenzaron a acusar a las autoridades rusas de que todo esto estaba especialmente diseñado con fines políticos.

Peor aún es que en algunos restaurantes en Ucrania han añadido al menú el nombre del plato “Crocus City Hall”. Y los jugadores de Ucrania han creado un nuevo mapa para el juego Counter Strike, donde se recrea la sala de conciertos “Crocus City Hall”. En este juego puedes disparar a la gente, incendiar los asientos con cócteles Molotov, instalar una bomba y “disfrutar” de cualquier exceso terrorista.

Por último, inmediatamente después del ataque terrorista se comenzaron a recibir llamadas telefónicas desde números ucranianos invitando a la gente a que minaran edificios en Rusia. En diferentes ciudades, muchas personas a través de los canales de comunicación de la plataforma “Telegram” comenzaron a recibir ofertas de una recompensa si hacían explotar cualquier objetivo.

Hay otro nivel en este incidente, y es de carácter interétnico. Habiendo comprometido a los tayikos, los organizadores aparentemente tenían otro objetivo, el de incitar a la discordia interétnica dentro de Rusia, ya que hay un gran número de trabajadores migrantes llegados desde Tayikistán y en varios canales de Telegram ya han comenzado los llamamientos a la represión de los migrantes.

Si bien la cuestión del endurecimiento de la política migratoria ha existido durante mucho tiempo a raíz de casos de palizas y asesinatos de ciudadanos rusos por parte de migrantes de países de Asia Central, así como otras violaciones de la ley, cabe señalar que los provocadores ucranianos anteriormente también aprovecharon cualquier oportunidad para provocar un conflicto interno en las regiones rusas cuando intentaron desestabilizar la situación política en Bashkiria (2); en el contexto de las acciones de las Fuerzas de Defensa de Israel en Palestina, pidieron a los habitantes que organizaran pogromos contra los judíos en Daguestán, y así sucesivamente.

Durante el ataque terrorista en Beslán, en 2003, entre los perpetradores se encontraban nativos de Ingushetia, que se distinguieron por las atrocidades contra los niños osetios. En este caso, tales acciones estaban asociadas con las que se producen durante los enfrentamientos interétnicos, y la CIA y el MI6 son muy notables en armar este tipo de tramas, Ellos estudian cuidadosamente los matices etno políticos en las diferentes regiones para luego usarlos en sus propios fines.

Obviamente, se tomarán medidas a nivel legislativo para prevenir tales ataques terroristas en el futuro y castigar a todos los involucrados. El presidente Vladimir Putin anunció medidas antiterroristas que se aplicarán en Rusia por tiempo indefinido.

Aunque los jefes de varios países ya han confirmado su disposición a cooperar con Rusia contra el terrorismo, por supuesto, la tarea principal sigue siendo garantizar la conciencia de los ciudadanos dentro del país y la cooperación activa con las autoridades para prevenir, monitorear y evitar actos de extremismo y terrorismo.

En este caso, se puede aprender de la experiencia de Cuba con los Comités de Defensa de la Revolución (3), que desempeñaron un papel importante para la seguridad del país en los primeros años después del triunfo de la revolución.

Los contrarrevolucionarios y sus cómplices de los Estados Unidos no pudieron conducir al caos a la isla de la Libertad por medio de este tipo de acciones armadas, aun cuando se tuvieron que enfrentar a métodos sucios y criminales muy similares a los que Occidente continúa utilizando contra Rusia ahora.

La creación de una red nacional con células en el terreno ha ayudado significativamente a fortalecer el Estado y a limpiar al país del bandidaje. Aunque las condiciones son diferentes ahora, y el tamaño de Rusia es mucho mayor que el de Cuba, sin embargo, esta experiencia podría adaptarse con éxito. Es obvio que los ciudadanos comunes están dispuestos a ayudar al Estado a garantizar la seguridad.

(Traducción del ruso. Oscar Julián Villar Barroso. Doctor en Ciencias Históricas y Profesor Titular de la Universidad de La Habana).

rmh/ls

*Investigador científico asociado de universidad de Rusia

(1) Servicio Federal de Seguridad. Es la entidad heredera de la KGB soviética en materia de seguridad e inteligencia. (Nota del traductor)

(2) Es una república autónoma rusa con una población musulmana considerable (Nota del traductor)

(3) Organización creada en Cuba el 28 de octubre de 1960 para organizar el enfrentamiento desde los barrios a las actividades terroristas de las fuerzas contrarrevolucionarias organizadas, patrocinadas, financiadas y dirigidas por la CIA estadounidense. (Nota del traductor)

RELACIONADOS