Prensa Latina, La Agencia

miércoles 29 de mayo de 2024
Search
Close this search box.
INICIO

El clima fue el verdadero recordista este 2023

La Habana (Prensa Latina) Las temperaturas más altas registradas en 174 años, los océanos, el aire y el planeta ardiendo, el 2023 se perfila así, el verdadero recordista del clima.

Por Claudia Dupeirón

De la redacción Ciencia y Técnica de Prensa Latina

Ni las cumbres sobre el cambio climático, ni los miles de informes de agencias internacionales o las devastadoras imágenes de ciudades en llamas o inundadas han servido para dar un vuelco a la actividad devastadora del hombre sobre el planeta.

Las promesas de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 2035 a niveles consistentes entre dos y 1,5 grados centígrados, tardan menos en esfumarse que Usain Bolt en recorrer los 100 metros.

Según un análisis realizado por científicos del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS, por sus siglas en inglés) de la NASA en Nueva York, el verano boreal de 2023 fue el más caluroso para la Tierra desde que se establecieron marcas mundiales de temperaturas en 1880.

A esa misma conclusión llegó otro informe publicado en octubre de este año por la revista Bioscience. De acuerdo con este texto, hasta el 12 de septiembre, su fecha límite para la recogida de datos, la Tierra ya había vivido 38 días en los que se superaron los 1,5 grados Celsius de temperatura media diaria, más que en ningún otro año.

Mientras que un informe de este diciembre perteneciente a la Fundación para la Investigación del Clima corroboraba que 86 días de este año ya han estado por encima del grado y medio.

William Ripple, profesor de Ecología de la Universidad Estatal de Oregón y autor principal del informe, explicó que “junio y julio de este año fueron los períodos más cálidos jamás registrado”.

Refirió que el séptimo mes no sólo fue el mes más caluroso en más de 170 años de registros, sino probablemente el más caluroso en más de 100 mil años.

Datos publicados en octubre por el Servicio de Cambio Climático Copernicus de la Unión Europea referenciaron que septiembre superó el récord mensual anterior establecido en 2020 por la asombrosa cifra de 0,5 grados Celsius.

“Nunca hubo un mes tan anormalmente caluroso desde que comenzaron los registros de Copernicus en 1940”, señaló el centro internacional.

De acuerdo con la NASA, junio, julio y agosto combinados fueron 0.23 grados Celsius más cálidos que cualquier otro verano, y 1.2 grados más cálidos que el verano promedio entre 1951 y 1980. “Ya solo el mes de agosto fue 1.2 grados más cálido que el promedio”.

No solo el verano de 2023 fue el más cálido, sino que dos días del mes de noviembre superaron los límites de dos grados por encima de niveles preindustriales.

Samantha Burgess, subdirectora de Copernicus, dijo a la cadena CNN que “el extremo septiembre” colocó a 2023 en el dudoso honor del primer lugar. “Es decir, en camino de ser el año más cálido y alrededor de 1,4 grados centígrados por encima de las temperaturas promedio preindustriales.”

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos cifró en septiembre las posibilidades de alcanzar este hito en más del 93 por ciento, mientras que ya para noviembre las probabilidades las situó en 99 por ciento.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) indicó que 2023 tendrá una media de 1,4 grados, pegado el límite establecido en París (1,5), y esa cifra se rebasará probablemente en 2033 o 2034.

EL NIÑO HIZO ESTRAGOS, PERO TODA LA CULPA NO ES SUYA

Este 2023 pudiera asociarse con muchas de las altas temperaturas al patrón climático de El Niño, un proceso natural en el océano Pacífico tropical que trae temperaturas de la superficie del mar más cálidas que el promedio y tiene una gran influencia en el clima en todo el mundo.

Aunque ocurre cada dos a siete años, las aguas del Pacífico oriental pueden estar hasta cuatro grados más cálidas de lo normal; la culpa de tanto calor no es solo de él y resultaría demasiado fácil centrar solo en este fenómeno el calentamiento extremo de 2023.

En el Informe sobre la brecha de emisiones de 2023, publicado el pasado 20 de noviembre por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma), se reconoce que, a menos que los países intensifiquen la acción climática y cumplan más de lo prometido para 2030, el mundo se encamina hacia una temperatura de entre 2,5 y 2,9 grados.

De acuerdo con un documento del grupo de científicos Global Carbon Project que se publicó a inicios de diciembre, pese a que el ritmo de aumento de las emisiones en los últimos años se ralentizó, estas siguen aumentando, y en 2023 alcanzarán un nuevo récord, con un 1,1 por ciento más de dióxido de carbono (CO₂) emitido que en 2022.

Por su parte, el Grupo de Expertos sobre Cambio Climático de la ONU aseguró que, con las políticas actuales, el mundo se dirige a un calentamiento de unos 3,2 grados al final de siglo.

“Las emisiones tendrían que reducirse un 43 por ciento en 2030 para alcanzar el objetivo de no superar los 1,5 grados, es decir, un 7,6 por ciento anual, más incluso de lo que cayeron en 2020 por la pandemia”, indicó el texto.

El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo que la falta de liderazgo es una de las causas relevantes de la actual crisis climática, que evidencia con el aumento de las emisiones globales “una traición a los vulnerables y una enorme oportunidad perdida”.

“La brecha de emisiones se parece más a un cañón plagado de promesas incumplidas, vidas incumplidas y récords incumplidos”, alertó el máximo responsable de la ONU.

Durante la inauguración de la COP28 ocurrida en Dubai, el secretario ejecutivo del área de cambio climático de la ONU, Simon Stiell, aseguró que la humanidad está al borde del “precipicio”.

Por ello, dijo, debe comprometerse a crear “un nuevo sistema energético”, enviando “una señal del declive terminal de la “era de los combustibles fósiles como la conocemos”.

El planeta se calienta más y los récords continúan

De acuerdo con una guía de la Corporación de Universidades para la Investigación Atmosférica de Estados Unidos publicada a inicios de diciembre, la temperatura media de la Tierra ha superado su último récord durante 30 días consecutivos, el océano lleva cuatro meses más caliente de lo habitual y la extensión de mar helado en la Antártida está en mínimos históricos pese a ser invierno en el hemisferio sur.

En su último informe científico, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático remarcó un incremento de la temperatura superficial del mar de 3,3 grados.

Por su parte, un resumen de The Washington Post publicado en julio, señalaba que, además del Pacífico tropical, el calentamiento se concentra en tres zonas: el Pacífico norte, el Atlántico norte y el mar Mediterráneo. En esta última, la temperatura media supera los 28 grados con zonas llegando a los 30 en días concretos.

Los océanos más cálidos son menos capaces de absorber dióxido de carbono, lo que refuerza la inercia del calentamiento global.

Asimismo, varios análisis de la Universidad de Maine en Estados Unidos coinciden en que, desde julio de 2023, la temperatura media de la Tierra está aumentando hasta niveles nunca vistos.

El centro Copernicus refiere que la temperatura media del aire a dos metros sobre la superficie del planeta, incluidos la tierra y los océanos, nunca había superado los 17 grados.

Sin embargo, a partir de los primeros días del séptimo mes de 2023, al menos 30 jornadas consecutivas han superado la máxima de 16,7997 grados registrada para el 13 de agosto de 2016, otro período en el cual también tuvo lugar el fenómeno de El Niño.

Y PARA LOS PRÓXIMOS AÑOS…MÁS CALOR

Las previsiones no parecen muy alentadoras, y ya desde mayo de este año, la Organización Meteorológica Mundial había lanzado su Actualización climática mundial anual a decenal, un informe en el que alertaba que existe 66 por ciento de probabilidades de que la temperatura media anual cercana a la superficie entre 2023 y 2027 supere en más de 1,5 grados los niveles preindustriales durante al menos un año.

“A ello se añade que hay 98 por ciento de probabilidades de que al menos uno de los próximos cinco años, y el lustro en su conjunto, sea el más cálido jamás registrado”.

El secretario general de la agencia, Petteri Taalas, explicó que esas tendencias tendrán repercusiones de gran alcance para la salud, la seguridad alimentaria, la gestión del agua y el medio ambiente.

Los datos de ese informe prevén que de 2023 a 2027 la temperatura global media anual cercana a la superficie sea de 1,1 a 1,8 grados Celsius superior a la media de 1850-1900.

“Los signos vitales de la Tierra están fallando: emisiones récord, incendios feroces, sequías mortales y el año más caluroso de la historia. Estamos a kilómetros de los objetivos del Acuerdo de París y al límite de poder acotar el calentamiento en 1,5 grados”, afirmó el 1 de diciembre en Dubai, el secretario general de la Organización de Naciones Unidas, António Guterres.

Al intervenir en la cumbre climática COP28 aseguró que aún no es demasiado tarde para limitar el calentamiento global y evitar el colapso planetario. Sin embargo, no es la primera vez en que tal advertencia se hace, esperemos que sea la última y en la próxima reunión sobre el clima, se alerte menos; pero se haga más.

arc/cdg

RELACIONADOS