Prensa Latina, La Agencia

viernes 21 de junio de 2024
Search
Close this search box.
INICIO

Auge de ultraderecha antiinmigrante en albores de comicios europeos

La Habana (Prensa Latina) Las elecciones al Parlamento Europeo tendrán lugar entre el 6 y el 9 de junio en un contexto marcado por el auge de la ultraderecha y de un sentimiento antiinmigrante en el continente.

Por Ernesto Hernández Lacher

Redacción Internacional

Unos 370 millones de electores están llamados a las urnas para elegir los 720 diputados de la nueva legislatura en unos sufragios que comenzarán en Países Bajos, aunque en la mayoría de las naciones votarán el domingo 9 de junio.

El parlamento comunitario está dominado por una enorme coalición, calificada de “endeble” por algunos analistas debido a discrepancias en temas claves, e integrada por el Partido Popular Europeo (PPE), los socialdemócratas (S&D) y los centristas liberales (Renovar Europa).

Los sondeos pronostican que los dos grupos de extrema derecha, Identidad y Democracia (ID) y Conservadores y Reformistas Europeos (ECR, por sus siglas en inglés), sumarán entre 30 y 50 escaños, para pasar del 18 por ciento actual al 22.

En ese contexto los partidos radicales y populistas llenan un vacío cada vez mayor en el debate popular y entre los votantes desconfiados, en una “era de crisis permanente”, desde la pandemia al conflicto en Ucrania y las subidas de los precios de la energía, según Corina Stratulat, directora asociada del laboratorio de ideas European Policy Centre.

No obstante, la extrema derecha está dividida entre el ECR y el ID; este último manifiesta una abierta desconfianza en las instituciones europeas y fue noticia cuando nueve diputados del partido de extrema derecha germano Alternativa por Alemania fueron excluidos de ese grupo parlamentario.

Mientras Nicola Procaccini, copresidente del Grupo ECR, ve como modelo el Gobierno italiano, formado por los Hermanos de Italia, de la primera ministra Giorgia Meloni, la ultraderechista Lega y la centroderechista Forza Italia.

En tanto la actual presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, candidata a un segundo mandato y miembro del PPE, descartó cooperar con el grupo ID y dijo en recientes y crispantes declaraciones que las alianzas dependerán “de la composición del Parlamento y de quién esté en cada grupo”.

DE MINORIA IRRELEVANTE A FUERZA DECISIVA

Tras ser en las primeras elecciones una minoría irrelevante (apenas cuatro diputados del neofascista Movimento Sociale Italiano-Destra Nazionale), la extrema derecha aspira a convertirse en una fuerza decisiva en el próximo Parlamento Europeo.

A ese punto llegó tras extender su presencia a casi todos los países de la Unión, con la excepción de Irlanda, Malta y Lituania.

El resto de las naciones comunitarias tienen en sus parlamentos nacionales diputados de la derecha radical y los sondeos prevén que esa presencia se traslade ahora a la Eurocámara.

Hace 12 años se consideraba un fenómeno marginal (…) pero no tiene nada de excepcional ni de coyuntural. Es una subida estructural, sostenida en el tiempo, que afecta a todos los países de la UE, según Pablo del Hierro, profesor de Historia de la Universidad de Maastricht y especialista en movimientos de derecha radical.

Son partidos que han venido para quedarse, y durante largo tiempo (…) Tienen oscilaciones, a veces sufren escisiones y eso les pasa factura, pero son actores políticos asentados, afirma por su parte Guillermo Fernández, profesor de Ciencia Política en la Universidad Carlos III de Madrid.

En cualquier caso, esa previsible mayor presencia parlamentaria europea no será más que el reflejo de lo que ya ocurre en prácticamente todos los países miembros del bloque comunitario.

En algunos casos se manifiesta al formar parte de coaliciones de gobierno, como en Finlandia, y en otros directamente a la cabeza del Ejecutivo, como ocurre en Italia y Hungría.

Para algunos analistas, España, Italia, Francia, Alemania y Hungría son puntos conectados en un mapa que refleja cómo se contagia el ideario ultraderechista por todo el continente y cómo cada vez seduce a más europeos.

Las encuestas pronostican una amplia victoria de esa tendencia en Italia o Francia y resultados históricos por medio continente. Su ascenso en la estimación de voto refleja el auge del extremismo y un radicalismo que gobierna en naciones como Países Bajos e Italia.

Además, lidera las encuestas en Francia, Austria y Bélgica, y participa en los ejecutivos de Finlandia y Eslovaquia.

Tal situación genera un mapa de influencia que podría traducirse en un 30 por ciento del voto en los próximos comicios, para convertirse así en la segunda fuerza, después del Partido Popular Europeo, de acuerdo con expertos. En tanto Los Verdes, tras la sorpresa en las elecciones de 2019, sufrirían una gran caída en votos, según los vaticinios.

Ante esos pronósticos y la victoria de la extrema derecha en algunos países importantes es de esperar cambios en los altos cargos de la UE, como los presidentes de la Comisión y del Consejo, y el alto representante de la política exterior y de seguridad.

Queda por ver cómo estas previsiones, de concretarse, transformarían los enfoques comunitarios, tanto en proyección exterior como hacia lo interno, donde aún pesan desavenencias en aspectos como las políticas migratorias.

En este tema, pese a un reciente arreglo, no se implementan todavía políticas efectivas y de acuerdo con los vaticinios no será en los próximos años cuando el bloque comunitario concrete acciones efectivas al respecto.

arb/to/ehl

RELACIONADOS