Prensa Latina, La Agencia

domingo 19 de mayo de 2024
Search
Close this search box.
TEMAS ESCáNER

Fuego vs Fuego, la respuesta de Hizbulah a los crímenes israelíes

Beirut (Prensa Latina) Israel asesina deliberadamente a civiles y vuelve a silenciar los sueños de otro infante, la niña Amal al-Dorr falleció tras recibir heridas de metralla para el más reciente ejemplo de la brutalidad sionista contra Líbano.

Por Yodeni Masó Aquila

Corresponsal jefe en Lìbano

La pequeña de seis años de edad murió en el hospital como consecuencias de lesiones causadas por el bombardeo israelí a la localidad sureña de Majdal Zoun.

Incursiones en zonas residenciales en Nabatieh, Al-Sowaneh, Blida y ataques a la zona industrial de Ghaziyeh, en Saida y Baalbek, en el norte y nordeste del país, confirmaron las pretensiones de Israel de ampliar el círculo del conflicto.

Ante esa escalada, la Resistencia libanesa (Hizbulah) mantiene sus acciones en el frente sur y desde el 8 de octubre ejecutó más de mil 50 operaciones contra sitios, cuarteles, equipos de espionaje, vehículos, despliegue de soldados y asentamientos israelíes.

CASO OMISO

De acuerdo con una queja presentada por la misión de Líbano en ONU, las fuerzas israelíes bombardean diariamente aldeas del sur del país y provocan decenas de civiles fallecidos y el desplazamiento de miles de ciudadanos.

Beirut denunció la continua amenaza de la entidad sionista de ampliar el alcance de la guerra y buscar un pretexto para expandir su fuego a todo el territorio nacional.

En la condena, reiteraron el uso por las fuerzas israelìes de proyectiles con fósforo blanco, prohibidos internacionalmente, que destruyeron más de 100 mil olivos en el sur de la nación.

Líbano renovó el llamado a las Naciones Unidas y al Consejo de Seguridad para obligar a Israel a detener sus ataques y violaciones de la soberanía nacional y retirarse de los territorios ocupados, incluidas las granjas de Shebaa y las colinas de Kfar Shuba.

En este punto, reiteró su compromiso con la Resolución 1701, adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU el 11 de agosto de 2006.

FRENTE DE BATALLA

La respuesta a la masacre israelí contra civiles debe ser continuar e intensificar el trabajo en el frente sur, refrendó el líder político y militar de Hizbulah, Hassan Nasrallah.

Durante una reciente alocución, el secretario general del movimiento chiita subrayó que Tel Aviv fue demasiado lejos y la Resistencia no tolerará crímenes contra el pueblo.

Nasrallah sentenció: “el precio de la sangre de civiles será sangre, no meros sitios o posiciones” y apuntó que Hizbulah posee capacidades grandes y precisas de misiles para llegar a Kiryat Shmona (norte) o Eilat (sur).

Según el analista de asuntos políticos y libaneses del canal panárabe Al Mayadeen, Abbas Fneish, la Resistencia puso en servicio tres nuevos tipos de misiles: el termobárico (con un alcance de ocho a 10 kilómetros), Thar Allah y el sistema guiado especial.

Al mismo tiempo, comentó del misil avanzado Almas, desarrollado a partir de la versión israelí del Gale Spike, una de las armas antitanques más modernas del mundo que permite observar y seleccionar el objetivo durante el disparo.

Hizbulah también recurriò al sistema de doble plataforma de misiles guiados Tharallah, un arma contra blindaje diseñada para lanzar cohetes Kornet de fácil movilidad, precisión y efectividad.

Las acciones contra la base Nafah en el Golán sirio ocupado, el cuartel general de Mando de la División 146 en Ga’aton y la instalación de observación aérea Meron, el punto más alto de Israel al norte, revelaron parte de las capacidades de la Resistencia.

OPINIÓN PÚBLICA LIBANESA

A la luz de disputas internas y la prolongación del vacío presidencial, el 90 por ciento de los libaneses responsabilizó a Estados Unidos de la agresión israelí contra la Franja de Gaza y el sur del país, de acuerdo con el sondeo del Centro Consultivo de Estudios y Documentación.

Casi cinco meses después de la Operación Diluvio de Al-Aqsa, la pesquisa realizada por el instituto libanès de investigación, fundado en 1988, incluyó una muestra de 400 personas de diversas regiones del país (51,2 por ciento hombres y 48,8 mujeres).

Según precisó, la distribución religiosa del grupo estudiado fue la siguiente: 29,5 por ciento sunita, 29,5 chiitas, 34 cristianos y siete drusos.

Lo destacado en la encuesta es que la postura estadounidense fue condenada por todas las sectas religiosas en proporciones cercanas o superiores al 84 por ciento y que atribuyeron al gobierno del presidente Joe Biden la responsabilidad de la continuación de los ataques de Tel Aviv.

A propósito, el 94,1 por ciento de los chiitas, el 92,4 de los sunitas, el 83,8 de los cristianos y el 92,9 de los drusos consideró a Estados Unidos la principal razón detrás de la prolongación de la ofensiva israelí.

Por otra parte, un tercio de los indagados están de acuerdo en que la Resistencia Islámica en Líbano tiene en cuenta los intereses nacionales al respaldar al pueblo palestino.

Casi 60 por ciento de los consultados opinò que la fortaleza de Hizbulah disuade al enemigo israelí de llevar a cabo una agresión total contra la nación.

A su vez, la mayoría de los chiitas (90,7 por ciento), dos tercios de los sunitas (66,1) y más de la mitad de los drusos (53,6) respaldan esa afirmación, mientras menos de la mitad de los cristianos (40,4) están de acuerdo.

El escrutinio indicó que la presencia del Líbano dentro del Eje de la Resistencia fortalece la posición del país y ayuda a disuadir a la entidad israelí.

arc/yma

RELACIONADOS