Prensa Latina, La Agencia

viernes 24 de mayo de 2024
Search
Close this search box.
TEMAS ESCáNER

ESCÁNER: De observadores a líderes, el ascenso de la biotecnología china (+Fotos +Info +Video)

Beijing (Prensa Latina) En los laboratorios de China, la innovación escribe un nuevo capítulo sobre biotecnología; el gigante asiático desafía paradigmas en un sector en el que I+D, reforma y apertura, lo llevan al liderazgo mundial.
Por:
Isaura Diez
Corresponsal jefa en China

Aunque los cambios regulatorios en este campo comenzaron a partir de la década de 1980, fueron los últimos 10 años los que catapultaron a China a los primeros puestos a nivel global, con mayor protagonismo de la biotecnología en la salud y los biofármacos.

La política de reforma y apertura de hace 40 años incidió de manera transversal en todos los sectores de la sociedad y la economía, entre ellos, la ciencia.

CAMBIO DE PARADIGMA

A finales de 1980 la “Resolución del Comité Central del Partido Comunista de China sobre la Reforma del sistema de Ciencia y Tecnología” fomentó los vínculos entre universidades, institutos de investigación y empresas.

El país creó zonas especiales para el desarrollo de compañías de alta tecnología bajo el Programa Torch. Más adelante, durante los años 90, Beijing aprobó la “Ley de la República Popular de China para el progreso de la Ciencia y la Tecnología” que dotó a las universidades y los institutos de investigación de más autonomía para investigar.

En 2015 el gobierno diseñó el plan Hecho en China 2025 con el objetivo de impulsar la alta calidad de la industria. La biofarmacia y los productos médicos avanzados están entre los 10 sectores prioritarios de ese proyecto.

Desde ese mismo año, el gigante asiático trabajó para alinear su sistema regulatorio con estándares globales y en 2017 se unió al Consejo Internacional para la Armonización de Requisitos Técnicos para Productos Farmacéuticos de Uso Humano.

Paralelamente, la Administración Nacional de Productos Médicos de China simplificó los procedimientos de aprobación de nuevos medicamentos, mientras que en julio de 2020, las Regulaciones de Registro de Medicamentos introdujeron un nuevo canal para terapias innovadoras y más de 70 fármacos recibieron su designación.

BIOTECNOLOGIA DE LA SALUD, PRIORIDAD PARA CHINA

China, el segundo mercado de atención médica más grande del mundo, prioriza hoy la biotecnología de la salud y el desarrollo del sector biofarmacéutico.

En entrevista exclusiva con Prensa Latina, el director de la empresa mixta sino-cubana Biotech Pharma (BPL), Bai Xianhong, ponderó la importancia de este sector en expansión.

En su caso, subrayó que el Nimotuzumab fue el primer producto comercializado por BPL y el primer anticuerpo monoclonal humanizado en China desde 2008, con resultados muy positivos en el enfrentamiento al cáncer nasofaríngeo.

Los estudios clínicos en 23 centros de todo el país permitieron validar la eficacia del fármaco para tratar el cáncer de páncreas, por lo que la Administración nacional de Medicamentos de China aprobó su uso contra esa enfermedad.

“Teníamos un público de destino de unos 50 mil pacientes al año, pero en el caso del cáncer de páncreas la cifra alcanza los 120 mil enfermos”, comentó.

Este es uno de los tumores más mortales del mundo, difícil de diagnosticar temprano, la mayoría de ellos ya están en una etapa avanzada, cuando se encuentran los métodos para combatirlo son limitados y la tasa de mortalidad es alta, explicó.

Actualmente los anticuerpos constituyen una parte importante de los candidatos farmacéuticos desarrollados en China, y muchos de ellos están disponibles en el mercado internacional.

En declaraciones a Prensa Latina, Yanet Borrego, directora general adjunta y representante de la vicepresidencia cubana de BPL, explicó que la incidencia de cáncer en China está entre las más altas del mundo, lo que lleva a la investigación y desarrollo de nuevas metodologías de tratamiento.

Según explicó, el mercado de anticuerpos de la nación asiática es un segmento en auge que  experimentó un rápido crecimiento en los últimos años debido a los esfuerzos de los principales actores del mercado y las autoridades gubernamentales.

En opinión de Borrego, las reformas regulatorias, el retorno de talentos desde el extranjero y la apertura de los mercados de capitales desempeñan un rol importante para permitir que la biofarmacia nacional destaque en el escenario global de la innovación.

A LA VANGUARDIA DE LA INNOVACIÓN CIENTÍFICA

El XIV Plan Quinquenal (2021-2025) y los Objetivos a Largo Plazo para 2035 instan a “promover la integración profunda entre la economía real y la innovación científica y tecnológica, y desplegar mejor el papel de la innovación como propulsora del desarrollo”.

En consonancia con lo anterior, Nanjing Perlove es líder nacional en producción de equipos médicos con alta tecnología en imágenes de rayos X y se ubica en el tercer puesto a nivel internacional, en una industria dominada anteriormente por compañías extranjeras.

En exclusiva con Prensa latina, Zhu Qian Nan, gerente de marca de Perlove, señaló que sus productos se exportan a más de 100 países y regiones de los cinco continentes.

“Se trata de una empresa fundada en 2003 que integra la investigación y el desarrollo, la producción, las ventas y el servicio postventa”, subrayó.

Según el experto, cuentan con 100 patentes nacionales de invención, patentes de modelos de utilidad, de apariencia y patentes de derechos de autor de software.

“Nanjing Perlove domina el algoritmo de registro adaptativo de escaneo integrado intraoperatorio, la tecnología de control mecánico multidimensional del terminal del robot, el algoritmo para mejorar la imagen intervencionista del filtro vascular y la tecnología de tubo combinado de alta potencia y gran capacidad térmica”, dijo el especialista al mencionar las características que los hacen únicos en su campo de acción.

PENSAR EN FUTURO, BIOTECNOLOGÍA AGROALIMENTARIA

Más allá de la medicina, la biotecnología está redefiniendo la forma en que cultivamos y consumimos alimentos. Examinar los avances de China en este sentido, muestra el compromiso del país con la seguridad alimentaria y prácticas agrícolas sostenibles.

El XIV Plan Quinquenal comprende la prevención y el tratamiento de la contaminación, la “protección de las aguas cristalinas y la tierra limpia”, así como la “transición ecológica de los modos de producción y los estilos de vida”.

En declaraciones a Prensa Latina, Marisela Suárez, directora de la empresa mixta sino-cubana Shandong Lukang Heber Biotech, recordó que la producción agrícola de China es la mayor del mundo, aunque solo cuente con el 10 por ciento de la tierra cultivable a nivel global.

“De ahí la importancia de aplicar la innovación para aumentar rendimientos y hacerlo de   forma sostenible, amigable con el medio ambiente”, apuntó.

En ese sentido, su empresa desarrolla productos innovadores dirigidos a la agricultura, como biofertilizantes o biopesticidas.

“La producción de alimentos orgánicos de China ha experimentado una rápida expansión desde la década de 2010, en gran parte atribuida al auge del mercado interno debido al problema de seguridad alimentaria”, destacó.

La experta subrayó el programa de Alimentos Verdes del gigante asiático en el que los productos están certificados por su bajo nivel de pesticidas, alineado con los estándares internacionales.

“En nuestro caso, buscamos aprovechar las fortalezas de Cuba y China en el desarrollo de moléculas innovadoras, como potenciales productos contra el cáncer y enfermedades neurodegenerativas”, señaló.

CUBA-CHINA, LA CIENCIA QUE UNE

En el contexto de la expansión china en el ámbito biotecnológico, la colaboración con Cuba dio lugar a notables avances en medicamentos, vacunas y otros productos relevantes del sector.

En una reciente visita aquí el primer ministro cubano, Manuel Marrero, destacó el gran desarrollo bilateral en la biotecnología con empresas mixtas que muestran investigaciones concretas, las cuales han beneficiado a ambos pueblos durante los últimos 20 años.

“Los resultados en esta cooperación tienen que convertirse en una referencia de cómo queremos que sea toda la relación en los diferentes sectores de la economía entre las empresas de China y Cuba”, enfatizó.

El director del Laboratorio conjunto China-Cuba de Neurotecnología de la ciudad de Chengdu, provincia sureña de Sichuan, Pedro Valdés, subrayó en conversación con Prensa Latina los logros de la cooperación bilateral en ese sector.

“Hay muchos ejemplos de desarrollos tecnológicos chinos que han servido de soporte a la salud pública cubana y por otro lado, hay productos cubanos como los anticuerpos monoclonales que han contribuido en China al tratamiento de los cánceres del cerebro y el pulmón”, enfatizó.

Otras empresas mixtas entre Cuba y China en biotecnología de la salud son el Centro de I+D en Yongzhou (centro) y Changchun Heber Biological Technology en Changchun (noreste).

QUÉ ESPERAR

En cuanto al futuro de la biofarmacia china, los expertos coinciden en tres tendencias principales: desarrollo más rápido de medicamentos, diferenciación más profunda y la ambición de tener un impacto en el panorama global de innovación.

En años recientes la brecha entre el lanzamiento de nuevos medicamentos en el mercado de Estados Unidos y la aparición de un seguidor chino es cada vez menor.

Las biotecnológicas del gigante asiático se mueven hacia terapias y plataformas diferenciadas, mientras que la inversión en innovación con estos objetivos ofrece resultados positivos.

Un ejemplo de ello es RemeGen, principal empresa biotecnológica china. La compañía desarrolla actualmente una plataforma de conjugado anticuerpo-droga basada en su activo principal disitamab vedotin (RC48).

Este se lanzó en China para el cáncer gástrico y obtuvo el estatus de terapia innovadora de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos  para el tratamiento del cáncer urotelial.

A esto habría que sumar que el país continúa con una fuerte inversión en plataformas tecnológicas para dar empuje a la innovación.

Otro campo que debemos tener en cuenta es la biotecnología industrial, de gran interés debido a la estructura energética del país, a los altos niveles de contaminación y a la falta de desarrollo en las áreas rurales.

Por su parte, desde 2011 la biotecnología marina también acapara la atención gubernamental. Recordemos que esta nación posee unos 18 mil kilómetros de costa y aproximadamente tres millones de metros cuadrados de mar bajo su jurisdicción.

El máximo objetivo de China es construir un país socialista moderno en todos los aspectos, desde la innovación, y la biotecnología ya tiene un asiento en primera fila para cumplir con esa visión nacional.

arb/idm

Colaboraron en este trabajo:
Amelia Roque
Editora Especiales Prensa Latina
Laura Esquivel
Editora Web Prensa Latina
RELACIONADOS