Prensa Latina, La Agencia

domingo 19 de mayo de 2024
Search
Close this search box.
TEMAS ESCáNER

Debates presidenciales en Panamá, más de lo mismo

Ciudad de Panamá (Prensa Latina) Las campañas proselitistas y los debates entre candidatos presidenciales en Panamá muestran el signo común de las promesas alejadas de las soluciones para los problemas acuciantes de la sociedad, cuando se acercan los comicios generales del 5 de mayo.

Por Mario Hubert Garrido

Corresponsal jefe en Panamá

En esta ocasión, como en versiones anteriores, la idea siempre ha sido que los millones de electores convocados a las urnas ejerzan el derecho al voto con la mayor cantidad de información y consciente del aspirante de su preferencia para cambiar al país.

Según estudiosos, el origen de estas controversias se remonta a 1994, cuando el Instituto Latinoamericano de Estudios Avanzados y el Comité de Medios de Comunicación para el Debate Presidencial organizaron el primer careo de la historia democrática de Panamá.

Otras versiones señalan que el primer encuentro de este tipo se produjo 10 años antes en los predios de la Universidad de Panamá, pero no se documentó.

En 1994 -en una de las votaciones más concurridas, con siete candidatos-, precisan que solo seis participaron del debate y la única ausente fue Mireya Moscoso, abanderada del Partido Panameñista, quien obtuvo el segundo puesto en comicios liderados por Ernesto Pérez Balladares, el cual ganó con el 33 por ciento de los votos.

Los seis candidatos restantes expusieron sus respectivas propuestas: el Toro Balladares, Partido Revolucionario Democrático; Rubén Blades, Movimiento Papá Egoró; Rubén Darío Carles, Cambio 94; Samuel Lewis Galindo, Concertación Nacional; Eduardo Vallarino, Partido Demócrata Cristiano; y José Salvador Muñoz, Partido Panameñista Doctrinario.

El formato de aquel primer careo, muy diferente a los de elecciones venideras, no generó mucho intercambio de palabras entre los aspirantes al Palacio de las Garzas (sede del Ejecutivo).

LARGA PAUSA

No fue hasta las elecciones de 2004 que volvió a realizarse otra controversia entre candidatos presidenciales.

En esa oportunidad participaron en la contienda Martín Torrijos, hijo del general Omar Torrijos, por el Partido Revolucionario Democrático; Guillermo Endara, Partido Solidaridad; José Miguel Alemán, Partido Arnulfista; y Ricardo Martinelli, Partido Cambio Democrático.

Nuevamente las ausencias signaron esa cita: en 2004 fue Martín Torrijos debido a dudas sobre posibles ataques verbales de sus rivales, un gesto que fue secundado por Endara, quien justificó que carecía de importancia discutir con hipócritas.

Ese año (2004), Torrijos ganó las elecciones con el 43 por ciento de los votos.

Cuatro años más tarde (2009), la silla vacía fue para Ricardo Martinelli, quien otra vez se postulaba, pero por la alianza Cambio Democrático y Partido Panameñista, y también triunfó en las urnas con más del 40 por ciento de los votos.

En 2014 la Universidad del Istmo organizó el foro de los presidenciables, al que asistieron los candidatos José Domingo Arias, de Cambio Democrático; Juan Carlos Navarro por el Partido Revolucionario Democrático; y Juan Carlos Varela, del Partido Panameñista, y este último ganó las elecciones con el 39.20 por ciento de los votos.

También invitaron al destacado líder sindical Genaro López, candidato presidencial del Frente Amplio por la Democracia (FAD), pero rechazó la invitación por problemas de agenda.

Según recuerdan, ese año no todos los candidatos fueron invitados, tal como sucedió con los independientes Juan Jované, Esteban Rodríguez y Gerardo Barroso, todos por la libre postulación, acto que repudió sobre todo Jované, quien en diversos escenarios denunció los obstáculos a los representantes de las minorías.

En aquella ocasión Arias, quien había confirmado su asistencia, se ausentó y uno de sus oponentes no perdió la oportunidad de usarlo en su contra.

TRIBUNAL ELECTORAL EN ESCENA Por primera vez en 2019, el Tribunal Electoral (TE) asumió la organización de los debates gracias a reformas al Código vigente, sobre todo en los artículos 234 y 317, que establecían la reglamentación de los careos.

Ese año los siete candidatos estuvieron presentes: Laurentino Cortizo, Partido Revolucionario Democrático; Rómulo Roux, Cambio Democrático; José Isabel Blandón, Partido Panameñista; Saúl Méndez, Frente Amplio por la Democracia (FAD), así como Ana Matilde Gómez, Marco Ameglio y Ricardo Lombana, por libre postulación.

Cortizo, a pesar de ser objeto de críticas de sus oponentes, mantuvo un bajo perfil y triunfó con el 33 por ciento de los votos.

DEBATES ACTUALES

El primero de los tres debates de esta contienda de 2024 fue el 26 de febrero, estuvo centrado en temas como seguridad ciudadana y contó con la asistencia de siete de los ocho candidatos a la Presidencia.

Admitieron la presencia del crimen organizado en la política y la necesidad de fortalecer la institucionalidad Ricardo Lombana, Movimiento Otro Camino (MOCA); José Gabriel Carrizo, Partido Revolucionario Democrático; el expresidente Martín Torrijos (2004-2009), del Partido Popular y Rómulo Roux, de Cambio Democrático y el Partido Panameñista, además de los independientes Maribel Gordón, Zulay Rodríguez y Melitón Arrocha.

El segundo careo transcurrió el 13 de marzo, con el formato de público participativo; unos 60 jóvenes entre 18 y 35 años hicieron las preguntas fundamentalmente acerca del combate a la corrupción y los problemas de empleo en el país istmeño, con respuestas que apuntaron a acabar con la impunidad imperante y priorizar a la juventud en la generación de plazas de trabajo.

La tercera y última de estas citas radiotelevisadas está prevista el 17 de abril para hablar de economía sostenible y democracia, organizada por la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá.

En todos los intercambios el único ausente ha sido el actual abanderado de la tolda que conforman el partido Realizando Metas y Alianza, José Raúl Mulino, quien reemplazó al expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), asilado en la embajada de Nicaragua, sobre quien pesa una condena de más de 10 años por lavado de dinero y quien quedaría inhabilitado este año.

arb/GA

RELACIONADOS