Prensa Latina, La Agencia

miércoles 29 de mayo de 2024
Search
Close this search box.
INICIO

Cuba y Etiopía, nuevos aires a relaciones bilaterales en 2023

Addis Abeba (Prensa Latina) El 2023 será recordado como un año en que las relaciones entre Cuba y Etiopía fueron reimpulsadas, debido a los encuentros entre las máximas autoridades de ambos países que contribuyeron a fortalecer esos lazos sellados con sangre.

Por Nara Romero Rams

Corresponsal jefa en Etiopía

Para hacer un análisis del periodo que recién concluye, conversamos con el embajador de La Habana en Addis Abeba, Jorge Lefebre, quien antes de adentrarse en el tema, aprovechó la oportunidad para enviar un saludo al pueblo cubano a propósito del aniversario 65 del triunfo de la Revolución.

“Ha sido un año difícil, complicado, de muchas carencias, pero lo más importante es que siempre ha estado la fe en el triunfo, en la victoria y el pueblo cubano ha demostrado una capacidad de resistencia sin precedente; yo soy optimista como revolucionario y estoy convencido de que cualquier tiempo futuro será mejor”, expresó. Volviendo al tema Cuba y Etiopía, para Lefebre es importante remontarse a la presencia de la embajada caribeña desde el inicio de las relaciones entre el presidente Mengistu Haile Mariam (1987-1991) y el Comandante en Jefe Fidel Castro, y el comienzo de la participación cubana en la guerra de Ogadén para preservar la integridad territorial de Etiopía.

Aquello, sin duda, dejó una huella muy profunda en este país, recalcó.

“Lo mismo que ha dejado huellas en Cuba, no hay que olvidar que aquí en Etiopía cayeron 163 de nuestros compatriotas y eso es algo que la nación cubana, ese duelo, lo llevará por siempre, por las familias que perdieron aquí a sus mejores hijos”.

Yo creo que es importante para el pueblo de Cuba saber que ese sacrificio hecho hace ya 45 años en Etiopía no está olvidado”, continuó el diplomático caribeño.

Rememoró, como algo muy sentido, que al llegar aquí pudo ver en muchos autos la imagen de Fidel y del Che (Ernesto Guevara) en calcomanías y personas que no vivieron aquel momento dicen conocerlo y agradecen la presencia cubana.

La integridad territorial, la soberanía que tienen hoy, según le dicen los etíopes a Lefebre, la lograron gracias en parte también a la ayuda de Cuba y eso está muy presente.

Cada 5 de marzo es conmemorada la victoria de Ogadén o Karramara, lograda en 1978, la última batalla que resultó aquella cuestión épica de las tropas cubanas, los tanques cruzando la montaña, los duelos de artillería y eso se recuerda en un multitudinario acto de solidaridad con Cuba, como reconocimiento no sólo a ese momento.

Este año también fue recordada en La Habana, en un acto celebrado en la Plaza de los Mártires Africanos, organizado por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos junto a la comunidad de etíopes residentes, con la presencia de participantes en esa epopeya.

Haciendo un recuento en el tiempo, mencionó la posterior llegada de los contingentes de maestros, médicos, ingenieros y la formación en la isla de casi cinco mil estudiantes etíopes (etiocubanos) que hoy son profesionales de diferentes edades. Algunos ya hoy tienen 60 años, otros son mucho más jóvenes, todavía hay estudiantes en la isla aunque en menor escala, pero prosigue siempre la relación entre Cuba y Etiopía, subrayó.

LA HISTORIA SIEMPRE NOS UNE

Para el embajador de Cuba en Etiopía, Jorge Lefebre, los vaivenes de la política no afectan el amor ni la relación que une a ambos pueblos. Después de salir de la pandemia de Covid-19 y de un conflicto interno de dos años en el norte del país africano, en el 2023 se dieron pasos significativos en las relaciones bilaterales.

“Y yo diría que hoy existe un nuevo impulso a las relaciones entre Cuba y Etiopía. Hay un gobierno con pleno reconocimiento de la contribución de La Habana a Addis Abeba, hace apenas un mes tuvimos encuentros con las principales autoridades del país y reconocían la ayuda y el nivel de los graduados formados en la isla, sobre todo el primer ministro Abiy Ahmed, para él esos graduados son los mejores profesionales del país”, reveló.

A cada paso, continuó, notas la presencia de la isla caribeña aquí, la gente, muchachos, niños, a mí me paran en la calle porque reconocen la bandera y me gritan Cuba, Fidel, y esas dos palabras están indisolublemente ligadas en los etíopes. Hay muchos que dicen mi segundo padre es Fidel.

Sobre los encuentros gubernamentales al más alto nivel, mencionó el de septiembre pasado, durante la Cumbre del G77 y China en la capital cubana, a la cual asistió el viceprimer ministro y titular de Asuntos Exteriores de Etiopía, Demeke Mekonnen, con una gran delegación.

Mekonnen intervino en la reunión porque Etiopía, al igual que Cuba, tiene los mismos desafíos, incluidos los económicos, problemas de inflación, sufren violación a los derechos humanos y hay sanciones estadounidenses que se aplican sobre Addis Abeba, precisó el diplomático cubano.

Sobre estas últimas, recordó que son más o menos las que ensayaron en la isla caribeña, es decir, “somos países con muchas similitudes y nos damos un apoyo diplomático, importante en consultas multilaterales y políticas”.

Destacó el agradecimiento expresado por Mekonnen a las autoridades cubanas, las entrevistas con el presidente Miguel Díaz-Canel, con el vicepresidente Salvador Valdés Mesa, con el canciller Bruno Rodríguez e hizo énfasis en la gratitud a Cuba por la contribución durante estos años.

Otro momento importante sucedió en medio de la Cumbre del Grupo Brics (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) realizada en agosto pasado en Johannesburgo, donde Etiopía pasó a ser miembro de ese bloque económico.

Díaz-Canel dialogó con Ahmed, algo que también ocurrió recientemente en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP28) en Dubái, Emiratos Árabes Unidos.

Valdés Mesa visitó en noviembre a Addis Abeba como parte de una gira a varios países africanos, donde fue muy bien recibido. Lefebre destacó que hubo contacto al más alto nivel, un encuentro con el jefe de gobierno etíope.

“Yo diría que fue excelente porque hubo un reconocimiento de las autoridades locales a Cuba, en primer lugar, personal por la contribución de la isla, por lo que hizo y sigue haciendo por Etiopía”, agregó.

Durante la reunión, Valdés Mesa y Ahmed intercambiaron ideas de cómo llevar esa relación política también al plano económico, que es hoy una de las prioridades de ambos países, y ahí se valoraron algunas posibilidades.

Se examinaron opciones para establecer cooperación en la producción de café, cómo Cuba puede mejorar ese grano con nuevas semillas y variedades, así como la puesta en funcionamiento de la industria azucarera en las regiones centrales del país africano, teniendo en cuenta las experiencias de Cuba en el tema.

Precisó que asimismo abordaron la cooperación en el plano de la salud, de capacitación de profesionales, de médicos, de asesoramiento, en organizar el sistema de atención primaria, “que aquí es fundamental”. Este no es el mismo país de los años 70 u 80, hoy resulta completamente diferente, con formación de médicos, pero necesita todavía ayuda en la capacitación de sus profesionales, reconoció.

CIERRE POSITIVO

Este año se sentaron las bases para la renovación de los lazos con Etiopía desde todo punto de vista: emocionales, históricos, profesionales, políticos y “estamos tratando también de llevar esos vínculos al plano económico”, resaltó el embajador cubano.

“En conclusión, yo te diría que hay un impulso de esa relación histórica que está cimentada en la sangre de los soldados cubanos, derramada en suelo etíope. La relación con este país experimenta una renovación importante y se sentaron las bases para llevar este vínculo a un plano superior”, enfatizó.

Para nosotros, como embajada, es importante que el pueblo de Cuba conozca que en Etiopía hay un total agradecimiento por la presencia de los cubanos hace 45 años y todavía hoy se recuerda a los que cayeron y a los que vinieron después y la ayudaron, reiteró.

Otro momento importante igualmente este año fue la reapertura de la embajada de Etiopía en La Habana, en abril pasado. Recordar que debido al conflicto interno se vieron obligados por cuestiones económicas a cerrar 30 sedes diplomáticas en todo el mundo y este año reabrieron tres. Yo diría que la primera fue la de Cuba, añadió.

Reveló que hubo malestar en la población local por la decisión de cerrar la embajada en la isla, pero la Cancillería dijo que tan pronto se recuperaran económicamente, sería la primera en abrirse, y así fue.

“Genet Teshome es el embajador de Etiopía en Cuba, al cual saludo, es muy trabajador y muy al tanto de los vínculos de ambos países, ha sido de gran ayuda en el desarrollo de esta relación bilateral”, enfatizó.

Como resulta tradición, la misión diplomática y estatal del país caribeño aquí, sus connacionales residentes y los etíopes graduados en la isla esperarán el nuevo aniversario del triunfo de la Revolución cubana, que para los etiocubanos también es una efeméride muy querida.

arb/nmr

RELACIONADOS