Prensa Latina, La Agencia

sábado 18 de mayo de 2024
Search
Close this search box.
TEMAS ESCáNER

Crisis poblacional amenaza futuro de Italia

Roma (Prensa Latina) Italia tiene actualmente una población de unos 59 millones de habitantes y presenta una tendencia demográfica decreciente; la edad media va en aumento y alcanza los 45,4 años y la densidad de población media es de 196 habitantes por kilómetro cuadrado.

Por Oscar Redondo

Corresponsal de Prensa Latina en Italia

Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadísticas (Istat) mostraron que cinco millones de personas son de origen extranjero y por cada niño hay cinco adultos mayores.

A fines del presente siglo Italia será la nación de la región más golpeada por la reducción poblacional, con 8,8 millones de habitantes menos, vaticinó recientemente la Oficina Europea de Estadísticas (Eurostat).

Un estudio de ese órgano de análisis de la Unión Europea (UE) refirió además que en 2100 este país será el segundo más envejecido en esa comunidad, con una media de 53 años, tras Malta, cuyos residentes tendrán 53,3 años como promedio.

Hasta finales de la actual centuria, según los estimados de esa oficina, habrá en Italia 29,9 millones de nacimientos frente a 57,5 millones de muertes, mientras que un saldo positivo de 18,7 millones entre emigrantes e inmigrantes será insuficiente para frenar el decrecimiento poblacional.

Sobre la base de la dinámica actual, según los cálculos de la Eurostat, a pesar de la llegada de millones de migrantes, la población total de los 27 países de la UE está destinada a disminuir un 6,1 por ciento en los próximos 77 años, pasando de 446,7 millones a 419,5 millones de habitantes en ese período, agrega la fuente.

Un informe divulgado a mediados de abril por Istat reveló que actualmente en este país nacen siete personas y mueren 12 por cada 100 mil habitantes.

Como consecuencia de este fenómeno, a fines de 2022 se calculó en 58 millones 851 mil la población italiana, 179 mil habitantes menos que en el año anterior y una de cada cuatro personas tiene más de 65 años, el 24,1 por ciento de los pobladores del país, para un aumento sensible en relación con los 23,8 puntos porcentuales registrados en 2021.

Los menores de 14 años descendieron y se estiman en siete millones 334 mil, para un 12,5 por ciento del total, 136 mil menos que en el año previo, mientras el país cuenta ya con 22 mil centenarios, para un nuevo récord, cifra triplicada en las últimas dos décadas.

VERTIGINOSA CAÍDA DE LOS NACIMIENTOS

Lo más preocupante para los analistas es, sin embargo, la vertiginosa caída de los nacimientos pues en 2022 solo ocurrieron unos 393 mil partos, un nuevo mínimo histórico desde la unificación nacional de 1871, con un saldo natural negativo de 320 mil, lo cual está lejos de compensar las 713 mil muertes acaecidas en el pasado año.

La tasa de fecundidad, según los últimos datos estadísticos, se sitúa en 1,23 hijos por mujer, muy por debajo del umbral de reposición de 2,1, en tanto la edad promedio de la maternidad sigue aumentando y se sitúa ya en torno a los 32 años.

Esa negativa tendencia demográfica representa un desafío para el país, según señalaron los especialistas del Istat, quienes proponen entre las medidas para revertirla, “un aumento de los servicios familiares y de maternidad, así como una mayor flexibilidad en el trabajo y una política migratoria más acogedora y sostenible”.

Otro estudio, divulgado por la Fundación di Vittorio (FDV), apuntó que en 20 años esta nación enfrentará “una drástica reducción de la población residente, como consecuencia de un descenso de jóvenes y de personas en edad de trabajar, con un aumento de los ancianos”.

La población de Italia se reducirá en unos tres millones de habitantes para 2043, y el país tendrá 6,9 millones de personas menos en edad laboral, lo cual acarreará graves consecuencias económicas, alertó la FDV

Por su parte Fulvio Fammoni, presidente de ese instituto de estudios económicos, de la Confederación General de Trabajadores de Italia (CGIL), definió este declive demográfico como “insostenible” y llamó a tomar medidas inmediatas para contrarrestarlo.

Fammoni afirmó que solo “un aporte de al menos 150 mil personas al año al saldo migratorio permitiría mitigar la caída de la población total y reduciría el descenso previsto de la población activa”.

Según el experto, no existe una solución única para resolver este problema, pero es necesario intervenir sobre varios factores no contrapuestos.

La investigación titulada “Italia entre cuestiones demográficas, laborales y migratorias” propone ideas de posibles intervenciones para reducir el descenso de la población en edad de trabajar, “extendiendo derechos y oportunidades a todos y garantizando al país la posibilidad de desarrollo económico y social”.

La secretaria confederal de la CGIL,Tania Scacchetti, destacó al respecto la importancia de “abandonar la lógica de la propaganda y lanzar una serie de medidas e inversiones encaminadas a la recuperación de la natalidad, el apoyo al empleo femenino y la entrada legal de migrantes al país”.

arb/ort

RELACIONADOS