Prensa Latina, La Agencia

sábado 18 de mayo de 2024
Search
Close this search box.
TEMAS ESCáNER

Orestes Miñoso, la inmortalidad de un As del béisbol cubano

La Habana (Prensa Latina) El béisbol mundial tiene este 1 de marzo una cita con el cubano Orestes "Minnie" Miñoso, el primer jugador latinoamericano negro en irrumpir en las Grandes Ligas de Estados Unidos, a propósito del noveno año de su fallecimiento.

Por Adrián Mengana Martínez

De la redacciòn de Deportes

Miñoso debutó en la Gran Carpa con los Indios de Cleveland el 19 de abril de 1949 como emergente en el séptimo inning de un juego contra los Carmelitas de San Luis y recibió boleto para iniciar una prolífica carrera, marcada por su convocatoria a siete Juego de las Estrellas, la conquista de tres Guantes de Oro, y una tardía exaltación al Salón de la Fama de Cooperstown en 2021.

Sin embargo, “El Cometa Cubano”, como apodaban al caribeño, tuvo pocas oportunidades con los Indios, que lo enviaron a las Menores y luego lo transfirieron en 1951 a los Medias Blancas de Chicago, donde comenzaría a escribir sus páginas más gloriosas.

Con esa novena lideró varios departamentos en múltiples ocasiones, los hits (en 1960: 184), los dobles (en 1957: 36), los triples (en 1951: 14; en 1954: 18 y en 1956: 11), las bases robadas (en 1951: 31; en 1952: 22 y en 1953: 25), el total de bases (en 1954: 304 y los flys de sacrificio (en 1969: nueve y en 1961: 12).

Empujó más de 100 carreras en cuatro ocasiones (1953, 54, 57 y 60) y disparó más de 20 cuadrangulares en otras tantas (1956, 58, 59 y 60), al tiempo que compiló para 300 en ocho temporadas (1951, 53, 54, 56–60), con promedio de por vida de .298, producto de mil 963 imparables en seis mil 579 turnos oficiales al bate, con 336 dobles, 83 triples y 186 cuadrangulares, anotó mil 136 carreras y empujó mil 23 con 205 bases robadas.

Con los White Sox colgó los spikes de manera oficial el 5 de julio de 1964, pero reapareció en 1976 y 1980. En la primera oportunidad falló en tres turnos como bateador designado frente al zurdo Frank Tanana (California) y al día siguiente con 53 años se convirtió en el jugador con más edad en conectar un incogible en Grandes Ligas al pegarle uno al serpentinero Sid Monge.

Pese a brillar en los terrenos, su carrera no estuvo exenta de vejaciones, al sufrir todo tipo de insultos y discriminación en una etapa muy difícil para los beisbolistas negros y latinos.

Saturnino Orestes Armas Miñoso Arrieta nació el 29 de noviembre de 1922 en la finca La Lonja, en la localidad de Perico, de la occidental provincia cubana de Matanzas, y dio sus primeros pasos como pelotero en el Central España donde trabajó desde niño cortando caña y marabú.

Imposibilitado de participar en la Liga Amateur de Cuba por el color de la piel, jugó con los conjuntos semiprofesionales Partagás y el Amabrosía y el Cuban Mining de Santiago de Cuba De 1940 a 1943 para debutar en el campeonato profesional con los Tigres de Marianao en 1945.

Elegido Novato del Año en su primera campaña, ganó dos premios de Jugador Más Valioso (1952-53, 1956-57), una corona de bateo (1956-57), así como varios lideratos en carreras anotadas, bases robadas y triples, en este último renglón ofensivo estableció un récord de 13 para un campeonato, igualado por el matancero Wilfredo Sánchez en la VII Serie Nacional.

En Cuba terminó su carrera con promedio de 280 en dos mil 992 turnos al bate, 393 carreras impulsadas, 504 anotadas, 125 dobletes, 51 triples, 66 jonrones y 88 bases robadas.

El propietario de los New York Cubans, Alex Pompez, le hizo una propuesta para jugar con ese equipo en las Ligas Negras de Estados Unidos en 1945 y en ese torneo dejó un promedio .313 al sumar 150 imparables en 480 turnos, nueve jonrones, 66 impulsadas, 92 anotadas y 11 estafas.

También participó en dos Juegos de Estrellas de las Ligas Negras y en la Serie Mundial de 1947 y contribuyó al triunfo de los New York Cubans sobre los Cleveland Buckeyes.

De 1948 a 2003 defendió los colores de los planteles Dayton, San Diego, Indianapolis y Saint Paulen las Ligas Menores en los Estados Unidos, con average de .318 y jugó en las Ligas de Verano y del Sureste de México, donde estuvo en el terreno, como manager y jugador.

En esa nación debutó con los Charros de Jalisco, donde era apodado El Charro Negro. En la Liga Invernal del Pacífico fue la gran estrella del Hermosillo y el Mazatlán, con dos títulos de bateo: 1966-1967 (343) y 1969-1970 (359).

Como timonel condujo a lo Charros de Orizaba en 1967, al Carmen (1968), Puerto México (1969) y al León (1975).

En 1976, en la doble función de manager-jugador, con Puerto Vallarta, él y su hijo Orestes Miñoso Jr. dispararon jonrones consecutivos en el juego final del play off para la victoria del equipo y en República Dominicana militó con los Leones del Escogido (1963-64).

Como dato curioso el 16 de julio de 2003, con 80 años, se convirtió en el primer jugador en participar durante siete décadas en la pelota organizada, además de ser el de mayor edad. Con el Saint Paul, de la Northern League de las Ligas Menores, recibió boleto como designado frente al zurdo Tim Byrdak de los Railcats.

Miñoso murió el 1 de marzo del 2015 en el Condado de Cook, Illinois, Chicago, con una hoja beisbolera de leyenda que lo catapultó a Salones de la Fama de Cuba, México, el Caribe y la Major League Baseball.

arc/am

RELACIONADOS