Prensa Latina, La Agencia

viernes 24 de mayo de 2024
Search
Close this search box.
TEMAS ESCáNER

Nicaragua y China, relaciones en progreso

Managua (Prensa Latina) Nicaragua y China desarrollan las relaciones al más alto nivel, y ahora se fortalecen en diversas áreas fruto del interés de ambos gobiernos y bajo los principios del respeto mutuo a la soberanía e integralidad territorial.

Por Yosbel Bullaín

Corresponsal jefe en Nicaragua

Desde el restablecimiento de los vínculos diplomáticos hace dos años -el 10 de diciembre del 2021-, los dos países trabajan en establecer programas y proyectos de cooperación en beneficio mutuo, los cuales se consolidaron durante el 2023.

Nicaragua sostuvo sus primeras reuniones con tres de las instituciones más importantes del gigante asiático como la agencia china de cooperación internacional para el desarrollo, la cámara para la promoción de las inversiones y el intercambio comercial, y también con el Ministerio de Comercio.

Según el asesor presidencial para las inversiones, comercio y cooperación internacional, Laureano Ortega, con dichas reuniones se sentaron las bases para lo que sería el desarrollo de una serie de programas estratégicos entre Managua y Beijing.

“Planteamos con claridad cuáles han sido las líneas estratégicas de nuestro Gobierno para alcanzar el desarrollo pleno de nuestra sociedad, es decir nuestro plan de desarrollo humano”, explicó Ortega en un programa de la televisión local.

Al decir del funcionario del Ejecutivo nicaragüense, las relaciones avanzaron de forma vertiginosa en los últimos meses, lo cual se debe, en primer lugar, a los permanentes vínculos entre el Partido del Frente Sandinista de Liberación Nacional y el Comunista de China.

“Eso nos permite afianzar lo que son programas y proyectos desde el Gobierno que tienen una visión e ideología compartida, objetivos compartidos del bien común, de una cooperación respetuosa, solidaria, sin condiciones”, subrayó.

Ortega resaltó la cooperación solidaria de la nación asiática con este país centroamericano que va desde la donación de vacunas para la Covid-19 hasta el programa nacional de viviendas (más de 12 mil) que está en marcha en diferentes municipios del país, entre otras importantes iniciativas.

Hay una cooperación constante, dinámica, desde los proyectos más pequeños con un impacto directo inmediato en nuestra población, y otros de mediano y largo alcance que llevan un poco más de tiempo en su formulación y ejecución y son transformadores para nuestra sociedad, dijo.

De acuerdo con las autoridades, Nicaragua planteó con claridad las líneas estratégicas del Gobierno para alcanzar el plan de desarrollo humano, el cual lleva una serie de proyectos de progreso en infraestructura, energía, agroindustria, pesca, turismo, y en la pequeña y mediana empresa, así como el acceso a nuevos mercados.

TLC, OPORTUNIDAD COMERCIAL

Sin dudas, una de las acciones más importantes de los vínculos entre Managua y Beijing fue la firma en agosto último del Tratado de Libre Comercio (TLC).

Con este acuerdo, según el ministro de Fomento Industria y Comercio (Mific) de Nicaragua, Jesús Bermúdez, el país tiene entre sus objetivos atraer la inversión del gigante asiático.

A decir del titular del Mific, el TLC “es una oportunidad para convertir a China en uno de los principales proveedores de materia prima, insumos, capital y bienes de consumo, maquinaria y equipos que no se producen aquí”.

“Y que también se convierta China en un comprador de nuestras exportaciones, principalmente agropecuarias y las de zonas francas que tenemos ahí un desarrollo industrial que es importante aprovechar”, subrayó.

El tratado establece que el 71 por ciento de todas las exportaciones actuales de Nicaragua, que representan el 80 por ciento de sus principales productos, gozarán de un libre comercio a partir de la entrada en vigencia del acuerdo en enero próximo.

Según las autoridades nicaragüenses, el TLC se negoció de forma tal que el acceso fuera lo suficientemente amplio para poder desarrollar otros productos que aún no se exportan, pero tienen potencial para ello.

“Creemos que fue un tratado bastante balanceado, ganar-ganar para ambos países, pero poniendo sobre la mesa cuáles eran nuestros intereses y cuáles también nuestras sensibilidades”, expresó Bermúdez.

Añadió que, si se tiene en cuenta el contexto internacional en el ámbito comercial con sanciones y trabas al comercio regional, bilateral y multilateral, para Managua, Beijing constituye un socio político y económicamente seguro.

En ese sentido, se llama a los productores nicaragüenses a hacer un esfuerzo más amplio para aprovechar el mercado chino, por lo cual prevén impulsar a nivel interno la asociatividad, a fin de cumplir con las demandas de los empresarios.

“Un Tratado de Libre Comercio en menos de un año de negociación, eso es algo extraordinario y solo se puede lograr cuando hay una orientación y una atención directa de los jefes de cada país”, afirmó Ortega.

Nicaragua ha recibido solicitudes de visitas de empresarios chinos, quienes exploran oportunidades de inversión para instalar aquí sus empresas, además de ver oportunidades de compras de productos nicaragüenses con vistas a colocarlos en el mercado del país asiático.

De ese modo, la tierra de Rubén Darío y Augusto C Sandino, con amplias ventajas en la región por su seguridad, pudiera convertirse también en una plataforma de productos chinos para el área centroamericana, que cuenta con un mercado de 50 millones de personas.

Para las autoridades chinas, cuando el TLC entre en vigor proporcionará mejores situaciones funcionales con vistas a los intercambios económicos y comerciales, y promoverá de manera firme la cooperación bilateral.

Entre los productos exportables al gigante asiático están la carne y despojos de bovinos, mariscos como camarones, langostas, pepinos de mar, además de hortalizas, frijoles, maní, aceites, textil vestuario, arneses, café, azúcar y oro, entre otros.

OTROS PROYECTOS

Durante el más reciente foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, iniciativa del Gobierno chino a la que Nicaragua pertenece desde enero de 2022, el país centroamericano logró la firma de importantes acuerdos.

Entre ellos, destaca la rúbrica con la Empresa estatal china CAMC Engineering del contrato de reconstrucción, ampliación y mejoramiento del Aeropuerto Internacional Punta Huete “Panchito”, el cual tendrá capacidad para atender hasta 3,5 millones de pasajeros anualmente, quienes podrán arribar al país en aeronaves de mayor tamaño.

Además, se firmó con otra empresa un memorando para los estudios, diseños y construcción del ferrocarril Managua-Masaya- Granada y la formulación del plan maestro ferroviario Managua-Corinto-Bluefields.

Otro de los convenios está relacionado con las ampliaciones de las carreteras Guanacaste-Nandaime-Rivas y de Rivas-Sapoa.

También se rubricó un acuerdo marco para el proyecto de la carretera litoral costanera en su fase II, así como un memorando de entendimiento para los planes hidroeléctricos Mojolka y Tumarín, entre otros.

Así avanzan y se consolidan los vínculos entre Nicaragua y China, gracias a la voluntad política de ambos gobiernos de afianzar lazos estratégicos para el desarrollo y beneficio de los dos pueblos.

arb/ybv

RELACIONADOS