Prensa Latina, La Agencia

sábado 25 de mayo de 2024
Search
Close this search box.
TEMAS ESCáNER

ESCÁNER: Antiguo Egipto, un legado al mundo moderno (+Video +fotos)

El Cairo (Prensa Latina) Pensar en Egipto es visualizar las pirámides, la Esfinge de Guiza, los templos de Philae, Karnak o Luxor, en una aventura que nunca pierde su encanto.
Por:
Por Roberto Castellanos
Corresponsal jefe de Prensa Latina en Egipto

Aunque el país tiene hermosas y prístinas playas, tanto en la costa mediterránea como en el mar Rojo, son sus sitios históricos los que cada año atraen a millones de personas de diversas latitudes.

Cualquier turista que recorra las afamadas Pirámides de Guiza, enclavadas en el gran Cairo, o los innumerables museos, escuchará entremezclados a los guías que explican en numerosos idiomas la cultura, la historia y la tradición de este ancestral pueblo.

Si el Nilo es el corazón de Egipto, el turismo son los pulmones que dan aire a su sociedad, un sector muy vinculado, como en pocos países, con la milenaria historia que arrancó a la orillas de ese río hace más de cinco mil años.

El nacimiento de una ciencia

La fascinación por esta tierra comenzó desde muy temprano, ya los griegos y romanos escribieron profusamente sobre el país. En el siglo III antes de nuestra era (a.n.e), Manetón fue el primero en redactar una historia cronológica de Egipto.

Esto lo convirtió en un referente en la materia, destacó a Prensa Latina el arqueólogo y guía turístico Mohammed Abdelgawad.

La egiptología, tal como la conocemos en la actualidad, nació a finales del siglo XVIII cuando un grupo de historiadores, científicos, matemáticos y dibujantes llegaron al país con la invasión de Napoleón Bonaparte (1789-1801).

Los conocimientos adquiridos allí, los estudios y las innumerables piezas arqueológicas llevadas a Europa desataron en Francia un furor por el Antiguo Egipto que rápidamente se extendió al Reino Unido y al resto del continente.

Vista lateral de Templo de Philae en la isla de Agilkia, al sur de Asuán, Egipto.

Pero fue la traducción de la Piedra Rosetta, una estela de roca con un decreto escrito en jeroglífico, demótico y griego antiguo, lo que dio el empujón final a una ciencia que mantiene su misterio y desafío en la actualidad.

Los estudios sobre el Antiguo Egipto adoptaron una forma más científica después de esa traducción, pues permitieron leer papiros e  inscripciones en las paredes de tumbas y templos, subrayó Abdelgawad.

Por ese logro, el francés Jean-François Champollion es considerado el padre de la egiptología.

En 1922, el descubrimiento de Howard Carter de la tumba del joven faraón Tutankamón atrajo más atención e interés en el tema, apuntó.

Un mundo por descubrir

pirámide egipto Pirámide Roja en Dashur,

Desde entonces la fascinación por la tierra de los faraones permitió el redescubrimiento de una civilización que legó a la humanidad innumerables logros.

Los avances en los campos de la medicina, la navegación, la arquitectura, las matemáticas y la astronomía, así como el papel y la escritura, la fabricación de vidrio o los sistemas de irrigación son algunos de los aportes que aún hoy sorprenden tanto a expertos y a neófitos por su complejidad.

Aunque mucho se ha excavado en las arenas en busca de tumbas y edificaciones de todo tipo, cada año aparecen nuevas evidencias sobre la grandeza y los logros de quienes vivieron en la ribera del Nilo hace milenios.

Columnas de la sala apostólica de Karnak, en Luxor, Egipto.

Solo en 2022 las numerosas misiones arqueológicas de prestigiosas universidades y centros de estudios del mundo, en colaboración con expertos nacionales, descubrieron muchas obras y artefactos.

Una de estas detectó en el templo de Kom Ombo, cerca de la ciudad sureña de Asuán, un centro administrativo del Primer Período Intermedio (2180-2050 a.n.e.).

Cerca de esta capital otra gestión arqueológica halló un edificio de adobe que pudiera ser uno de los cuatro templos del sol de la Quinta Dinastía (2494-2345 a.n.e.) y una tercera desenterró en la sureña Luxor antigüedades reales de distintas épocas, incluida una placa funeraria de granito negro del Imperio Nuevo.

Templo de Hatshetsup en Luxor.

Recientemente arqueólogos egipcios y alemanes descubrieron en Matariya, una zona ubicada en el norte de El Cairo, varios artefactos de diferentes períodos antiguos, entre ellos la época del faraón Keops (2584-2558 a.n.e.).

Sin duda, el más impactante hallazgo en 2022 fueron los 250 sarcófagos pintados y 150 estatuas de bronce de diferentes deidades del Período Tardío (664-332 a. n. e.) desenterrados en la necrópolis de Saqqara.

Pero será la apertura a finales de año del Gran Museo Egipcio, situado muy cerca de las Pirámides de Guiza, la gran atracción que esperan todos los amantes de la egiptología.

Sus más de 50 mil metros cuadrados y 100 mil piezas, entre ellas cinco mil de la tumba de Tutankamón, lo convertirán en el mayor museo del mundo dedicado a una sola civilización.

Turismo y economía

Pirámide escalonada de Saqqara.

Según datos oficiales, el turismo representó el 15 por ciento del Producto Interno Bruto nacional antes de la pandemia de la Covid-19.

En 2019 los más de 13,1 millones de visitantes que arribaron al país generaron ingresos por valor de 13 mil millones de dólares, sin embargo, al año siguiente la cifra cayó a 3,5 millones de personas.

No obstante, el sector mostró signos de recuperación en 2021, aunque ahora disminuyó otra vez por el conflicto entre Ucrania y Rusia, pues un tercio de los visitantes provenían de ambos países.

Datos del Banco Central revelaron que los ingresos por concepto de turismo en los primeros nueve meses del recién concluido año fiscal 2021-2022 aumentaron a 8,2 mil millones de dólares frente a los 5,1 mil millones obtenidos en igual lapso del período anterior.
arb/rob

Colaboraron en este trabajo:
Amelia Roque
Editora Especiales Prensa Latina
Yanet Llanes Alemán
Editora Web Prensa Latina
RELACIONADOS