Prensa Latina, La Agencia

sábado 18 de mayo de 2024
Search
Close this search box.
TEMAS ESCáNER

ESCÁNER

ESCÁNER: Italia: el año más largo, pero andrá tutto bene (Fotos + videos)

Italia concluye el año más largo y azaroso en sus siete décadas de historia republicana. La pandemia por la Covid-19 dejó una secuela de muertes y otros daños, sólo comparable con los causados durante la II Guerra Mundial.

Imágenes impactantes quedarán en la memoria de los habitantes de este país y del mundo. La Plaza San Pedro vacía, la noche lluviosa del 27 de marzo cuando el papa Francisco ofrecía una oración de bendición eucarística Urbi et Orbe (de la ciudad al mundo)

Con este hecho, el sumo Pontífice pasaba a ser, además del primer papa Latinoamericano, el primero que bajo una lluvia incesante fue capaz de llevar un mensaje de apoyo a toda la humanidad.

Millones de fieles escucharon, observaron y grabaron en su memoria la palabra transmitida por Francisco, solo en medio de la plaza, a través de internet.

Resistir como el Coliseo

Hospitales y equipos médicos fueron insuficientes para atender a todos los enfermos, mientras el personal sanitario hacía esfuerzos sobrehumanos para aliviar las dolencias.

 

Pacientes y familiares confesaron su miedo ante la gravedad de una enfermedad entonces desconocida, y la ansiedad fue un síntoma común entre la población.

Durante varios meses Italia fue el epicentro mundial de la pandemia, cuyo impacto devastador suscitó cuestionamientos sobre la eficacia del Sistema Sanitario Nacional (SNN), creado en 1978.

Como consecuencia de progresivos recortes financieros, acompañados por  transformaciones estructurales y de conceptos, el SSN fue sorprendido por la pandemia con una capacidad de respuesta disminuida lo cual puso en peligro sus posibilidades de superar esa “prueba de esfuerzo”.

El decreciente financiamiento,  la frágil presencia territorial y fragmentación regional son tres de los aspectos más cuestionados del sistema el cual, a pesar de todo, es aún motivo de envidia para muchos, como afirmó el Secretario General del Ministerio de Salud de Italia, Giuseppe Ruocco.

 

Las estadísticas sitúan en unos 72 mil los decesos y más de dos millones 56 mil los casos confirmados.

Ruocco reconoció que “probablemente”  los recortes efectuados y, más que eso, “la no renovación de recursos que llegaron al límite, y menos inversión para la actualización del sistema, no facilitaron la respuesta del país”.

A su juicio,  las reducciones de fondos ocurrieron  “un poco por necesidad y un poco porque tal vez alguno de los gobernantes en estos decenios… no entendió bien que un gasto en el sector de la salud no es un gasto, sino una inversión”.

Sin embargo, advirtió, de cualquier manera fue, y es, una situación muy excepcional  que puso de rodillas a todos los países.

 

En la norteña ciudad de Lombardía

 

Otras de las imágenes más sorprendentes fue la de los camiones del Ejército que trasladaban restos de fallecidos desde la ciudad lombarda de Bérgamo hacia otros sitios fuera de la región con crematorios disponibles.

Toda la derecha italiana y europea considera Lombardía como una región con “un sistema sanitario de excelencia” por el desarrollo alcanzado en servicios de atención médica de alto nivel, y al mismo tiempo muy costosos, en detrimento de los territoriales.

Así lo explicó el profesor Vittorio Agnoletto, especialista en medicina del trabajo con una larga trayectoria en la investigación científica y exmiembro del Parlamento Europeo en dialogo con Prensa Latina.

En opinión del profesor, esa fue la razón por la cual cuando la pandemia arribó a ese territorio, encontró una sanidad que miraba hacia otra parte.

Con poco más de 10 millones de habitantes, en Lombardía se concentró el mayor número de casos y decesos, con alrededor de medio millón y 25 mil, respectivamente.

Ante esta situación alarmante, el Gobierno local pidió ayuda internacional, incluida la proveniente de Cuba.

Una brigada con 52 colaboradores del Contingente “Henry Reeve” llegó a ese territorio en el mes de marzo y ayudaron a sus colegas a enfrentar la epidemia durante dos meses.

 

También 20 médicos y 18 licenciados en enfermería de la nación caribeña llegaron en abril a Turín, capital de la vecina región de Piamonte, y cumplieron durante tres meses con la noble misión de salvar vidas.

La labor de los profesionales de la salud de la mayor de las Antillas fue recibida con numerosas muestras de agradecimiento por todos los sectores de este país europeo.

 

Conocer más

Brigada médica cubana Henry Reeve, 15 años de un esfuerzo humanista

Confirman solicitud de Nobel de Paz para brigada cubana

Consejo Mundial por la Paz apoya Nobel para brigada médica de Cuba

Amor y salud ante todo

Luego de casi un año de Covid-19, que quizás ha durado más de 12 meses para los italianos, este país concluye el 2020 con heridas difíciles de sanar y lecciones por aprender.

Ahora, cuando el mundo vive la aparición de nuevas cepas del coronavirus, el papa Francisco vuelve a hablar. A pedir y rezar por millones de vidas y por hacer prevalecer el humanismo.

En su mensaje “Urbi et Orbe” con motivo de la Navidad, el sumo pontífice señaló que en esta época de oscuridad e incertidumbre, sobre la pandemia aparecen varias luces de esperanza, como los descubrimientos de vacunas.

Sin embargo, dijo, para que esas luces iluminen y traigan esperanza al mundo entero, deben estar disponibles para todos.

De interés

 

Llama papa Francisco a garantizar vacunas anti Covid-19 para todos

Comienza en Italia vacunación contra la Covid-19

 

No puedo anteponerme a los demás, anteponiendo las leyes del mercado y las patentes de invención a las leyes del amor y la salud de la humanidad, expresó el papa Francisco.

 

El 2021 aún impondrá retos para Italia, pero quizás sea un año donde dure más la primavera.

Tal vez disfrutemos nuevamente de las expresiones artísticas desde azoteas, terrazas, balcones y ventanas, que a inicios de 2020 se convirtieron en una demostración de optimismo y para algunos en una manera de enfrentar el miedo.

Y que las frases e imágenes más esperanzadoras de aquellos momentos de angustia y los dibujos de niños llenos de colores cuelguen por varios meses  desde los balcones para demostrar al mundo que a pesar de tanto pesar, en Italia no faltará nunca el anhelo de que: “andrá tutto bene”.

alb/fgg

 

*Corresponsal de Prensa Latina en Italia

RELACIONADOS