Prensa Latina, La Agencia

viernes 24 de mayo de 2024
Search
Close this search box.
TEMAS ESCáNER

ESCÁNER

ESCÁNER: El colorido mural danzario de Vietnam (+Fotos +Vídeos)

En Vietnam hay 54 grupos étnicos y algunos tienen más de 10 danzas tradicionales con varias modalidades, así que mencionarlas a todas sería como contar espigas en un arrozal.
Por:
Alberto Salazar
Corresponsal de Prensa Latina en Vietnam
Marta LLanes
Fotógrafa Prensa Latina

Muchos de los cantos y bailes vietnamitas están categorizados como reliquias nacionales y a no pocos la Unesco los declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El último en recibir ese título fue la danza Xoe, propia de la etnia minoritaria Thai, de origen tailandés y asentada principalmente en las provincias del noroeste del país.

En realidad, se trata de un conjunto de bailes que recrean actividades de la vida cotidiana. Las presentaciones suelen realizarse durante bodas, rituales funerarios, festivales religiosos y otros eventos culturales.

Engalanados con sus típicas vestimentas, y girando alrededor de una hoguera si es de noche, hasta cientos de hombres y mujeres participan en el baile al compás de músicas suaves y melódicas.

Preservada de generación en generación, la danza Xoe es un verdadero símbolo de la hospitalidad y amabilidad de los Thai, una marca de su cultura e identidad.

Pero así sucede con las demás etnias nacionales, de modo que el polícromo mural de los bailes vietnamitas se extiende por los miles de kilómetros que corren de la localidad de Lung Cu hasta Ca Mau, los extremos norte y sur del país.

Algunos son suaves y acompasados, como cabe esperar de una nación de talante sosegado y reflexivo, pero en otros aflora la fuerza de un pueblo pletórico de vida y energía.

Entre estas últimas resalta la danza del dragón, presente en casi todos los grandes festivales, pero sobre todo en el del Medio Otoño y el del Tet o Nuevo Año Lunar. Y se explica, porque los vietnamitas se dicen hijos de la unión de un dragón y de un hada.

Con todo y tener danzas hasta para hacer dulce, Vietnam no está cerrado a las de otros países y en cualquier plaza pueden verse ensayando a grupos de aficionados al vals, el rock, los pasodobles españoles o los ritmos latinos.

 

A varios hasta se les dedica un festival anual al que concurren decenas de conjuntos, como es el caso de yosakoi, un baile de origen japonés que se hace acompañar de música moderna, banderolas, movimientos dinámicos, gritos y sonrisas.

En materia de danzas, una de las cosas que más maravilla en Vietnam es el gusto y la pericia de los niños al bailar. Los menudos cuerpecitos parecen cobrar talla, se agigantan, y cualquiera diría que llevan más años ensayando que los que tienen de vida.

Ellos son los herederos de milenarias tradiciones, pero también crisoles donde se funden las nuevas tendencias de la danza mundial para regalarle al planeta las maravillas de un arte en permanente proceso de universalización.

arb/asg

Colaboraron en este trabajo:
Amelia Roque
Editora Especiales Prensa Latina
Laura Esquivel
Editora Web Prensa Latina
RELACIONADOS